Ana Castaño denuncia que “los recortes han llegado” y advierte que para IU las ayudas sociales “son una prioridad”

La concejala de IU Xixón Ana Castaño ha dejado claro que “una de las prioridades de IU Xixón son las ayudas sociales”. Lo ha hecho tras votar negativamente una modificación presupuestaria en la Fundación de Servicios Sociales que dejaba claro una fuerte caída en los recursos disponibles para el Plan de Emergencia Social, que pasaría de 3,2 millones de 2017 a 1,6 millones para este ejercicio.

Castaño señaló que “los recortes ya han llegado en la práctica”, si bien recordó que llevaba meses advirtiendo de que “la prórroga presupuestaria dejaba a los Servicios Sociales en una situación preocupante y nos temíamos una merma en los recursos. Habíamos dicho que con el dinero que había no se podía hacer frente a las ayudas sociales y ahora lo estamos comprobando”.

La edil advirtió que el Gobierno, en un juego de trileros, “nos presenta ayer una modificación presupuestaria incluye que se dote con 550.000 para las ayudas contra la pobreza energética, pero no es parte del Plan de Emergencia”, y cree que “el Gobierno ha ido movido dinero intentando tapar huecos, pero al final los huecos quedan”.

Recorte de la mitad de lo presupuestado. Castaño hizo sus cuentas, de las que extrae “un número muy sencillo y clarificador”. El año pasado, detalló la edil, “teníamos 3,2 millones para el Plan de Emergencia Social más 1,2 millones para ayudas contra la pobreza energética, lo que suponía 4,4 millones; la suma actual de esos dos conceptos da 2,2 millones. Los recortes ya están aquí”. Prosiguió Ana Castaño señalando que “sabemos de las dificultades que la ley de estabilidad presupuestaria impone” pero recordó no obstante que estas políticas están “siendo sostenidas por el único diputado de FORO”.

“Entre las prioridades de IU están las ayudas sociales” dijo contundentemente Castaño, y por ello “no estamos dispuestos a que un gobierno incapaz de llevar un proyecto presupuestario a debate esté configurando un presupuesto aún peor a base de modificaciones” y concluyó advirtiendo que “es una tomadura de pelo que se haya articulado un programa como el Plan de Emergencia Social para que al año siguiente quede reducido a un tercio”.