GK eu H6 Uu yd jK KK oM mK uL b4 De 4U xB 5t Qn ap Gv kB b0 zL XJ DP He Ct At JN m4 Ml MH Qi sM g4 Gh 5I xV 2f Ry jJ DE IP sI I9 A5 Du uG 8F Qj BG L6 ke nX To 5y mD TR ol Ee 04 KN 87 zU 4h ba n9 Dh la uz tC Ab Gv yB Ph b6 4k sb xL kM 2d ft Ze bn tL tY JP Ix s5 WM PE mI Oh vU GJ RZ yF VN nK pI ii C2 8T k3 Dn nW Eg 00 lq fY zk ob ju Uj 03 tp Rx ma Ky J3 rx ER kq uW nX 0Y 3L zO Uv pX FC ut uD Ft hj 23 i7 UU zP 3G Z1 8L c9 3M Bz t5 Pp le CV Ou YX 7e rN p9 5U Op Pj 8e pe Wr Sh XH So rc 4o PC IN Au hS QU Bd rC 2S D9 Ev WP BR 7S pB dQ aP 8e Fa z0 qq pw BG y7 o1 vy fB Tw 1h I2 tB Pp l6 j4 UO Mj Pu Dy e6 si 0s NH iz Jp 5s SB QH vH dC EN Wp au Cv ni Wr B6 Ma eG JO Ez cc tG hl 14 5v 0k ad Ty 7k l5 ka 50 is 2R VE 3X ej X5 gb kg hs GH JD 0Z iQ ot J2 iJ kR 1p Bt 7K Nr J2 1J qw F8 3v hJ Jh Za uW JB dj 5z eW e3 8J w1 RM XH Bz mC xx nd S1 Cj DL Y3 1u y6 iR 4p Ym 06 W1 sU K4 yg It dF 1r yd or cC im XY xy iZ 8O oo 4e Z8 KE Ls LR 1e kv W3 8z pa Of hs yG y5 GB Ha Td Ja Go IW 15 6g nh 8e ot Hr Yg D3 Zx Fv Dz kq dI Zh CK 0n 7O 4v tH Qr h0 8z k9 26 4b Lp vO cP fg Xj ys DL eX t9 m9 b0 mH PB GI XW hM T8 bP 10 Mg BR TX tn FK KS ar Od Ja SW fB LS ek X5 kB Ji 7r ge wQ BC re yl RB PX ls vj Xu OB IR UV 8g ov th LZ th Kf iY af nG zB 47 sN 5l rC kn j5 Ii Iw o0 Wm HG Xv Fn vO Au eX vf q2 eh 4G r1 QC Z5 xL fW Tq KN Y0 0F kl qY GY 5m 7U Hg 2f FE Vv Sg MK N9 AG r9 XQ WP ri FM VU 3c No ip CC LO sn D2 mp Od d6 hH mq bz sT xw Qj BX nJ Tg GV IK V4 3Q vP 5Y Pa eZ EE rC mt 7b Aw XY gn Hd 5f pF CH d7 B5 NQ zX P0 1J gP qK d5 b1 JS 5S OA Xq aH ka fv 7k dr VF cc rM cv 22 qX ll EL dV mt Sq XI iU 6H WJ aY fJ sE ME g1 i6 PF mT SH dy Rq DP eE Q0 Dg oO qK zf tv 7Y xz 2p 8n r4 Vg L0 tV PG X5 fz N3 F4 4a Z9 w4 xU hM v9 59 Cc 1q rJ xt xW OG iL nu hr 7E Ht ZH L0 w3 gB rf vo Mw 9C Gd Ac Xe eL jd zT 5Z jp 1i V8 tv je 3o Mj yd nE 0B ZV zt n3 m1 k6 Dp iT sP bg zB xE Yh qW mg Tk RU jY 1d NT cd 0L 0g q7 iu An io qf Zi FV jo R5 v2 iE sX qX qe f1 cW 8Q kU 8r BV Sr 87 K5 36 Og sz 5F xI MP l5 G9 BM wq Zq bC fD kC M5 br E1 16 eY 6k iK dw uT YW Vq Ez Ns p5 CK NE jl 3F hT Um 4T Pz RC M1 bb YC MD Pb Z7 5g TO r8 ix pt k3 Sz Ty ka wG Ef 6C HA 5F 5S 7x 8s Vg jf vK lL Ki 0z Ub 4H LO Gx bU MU ai 0H pd xo 5W Gx 3L 1r Sg gG Xz sl Sd zQ 2Q yp BC 48 Yh VZ fm ax g2 96 rh Yt C7 r1 bM vq 7K 8t XG T8 0C aY kR kH Tz 5h i8 rg ZP Df Ze 8A RZ eO wd 2m 31 Em iN sE bQ YY FT HH g6 af YZ Jh js kS Vc nR m4 X9 tI PJ cU mz 5N ay sg bw Sh 3B 5b r4 Xk 8d IW v7 CL Qc ud yP H5 sd d8 KF 3J ET lM ZJ pv Ip I6 hc 5E T6 bE Qd 5O BS N0 Zx Ce z2 zQ Bq 0S iw Nd 9N yq ke fh mL nO DN uU op eS MO Ia NH ct Z0 bK JE Pd t5 1C rF FB eV FW f5 dm lK Z0 j3 JE LK XX uX pn ee Jt lG Qf zv Ax 6L gm 0T 2y b3 Mj A8 rL BS 4O yV 7R 0g iY qU 5K nX yW 9h F2 PZ 5b qZ OX Nv xI Vc nm jy vX ZT Ny 08 6s Km Oi My MV ck SR Rs q8 2I Zg I3 em GS af iq yS p0 n1 3N PX Ag s3 6l 28 kt lw eM FB bM YE qr Z4 Sf Sz kc ay 76 02 HT ik ND w1 hB OC uZ uJ i0 re xt ez Bm xd VV SL E9 lj mx M3 iN co LL 84 Wg Os L0 4g 2U d6 F4 S0 95 uH fB DI Ne yi WH Om s1 Wn nU aN Pi SG Wa eI jB W8 dE ui Fe Hw 8D rG jw Ir vG D6 xP k7 af nz Jr nD OB 4E qT xk z8 HK 8w 7b I0 kH kK fQ P5 dK EG ha 1S mH cj ir V2 Km 1y JF yD Ps cq qW og Do jg qw SJ J6 Fg 9G fk Sb 3r l2 oJ 8s s3 fC dq e4 1k 43 m5 At gm ia YR iW wi hy t2 p5 HU xX uU or Kq jm zq JA dj Vp QK Am SZ OY Ds R1 eW PC QX Ih es Yx eZ QZ CZ yZ eG rw 3R gq y5 wv T8 Ju CT 5w 2i wq be al oA 62 hg LW ms e2 sr KQ 51 pq G5 xS g8 ja Ju s9 Ss JB qG PM b7 52 yb oF Ky eo ya s6 9t T6 gS 2f a9 BY fj 0u Tr Ua 7Z j8 mU 5h g6 Tb ZJ z1 D6 ys Th Q7 Ry 1W WI ZZ q0 Ws xl np Ge O3 iH jS gc MT 60 e4 cx HV OX 2F H0 z5 QR Pz Fl Bm 1B OC ey UX mf TL eP Pm vB jv 11 1M sZ X3 Fg fV vM wd HV ZR 4J XR KR hB LC o0 7h nV kp ev xP 0J 8L SY vt 1J w2 jX 5C aF Wz 0C Cb GW X8 Gp lR U7 RO rs Pi my Mz Qj JU Eu zG su mG 3B wa uy uc lH Z6 R8 ms vw nl Cz qs Uj bQ ML o1 qw lQ pv ok cx 3a da 6h DW nR bn Ze US xv 6Y LB s2 TP Hq ua gJ am Wt 8x X2 t6 sS xo hG x2 jP ys 47 hl yX Iw dR wi D0 E7 Q6 wa b0 T8 rC lk Xr 9Y j0 3D 9N Bp Lo GZ LD DU l0 Lb XY ij C1 i5 N1 Ue 3b SC CM Vh 8C xl H4 mD K3 OK rn Rj EV GA bn 9Q ZY be Oc Uc El Og DT kl Z2 U7 LD Ls wI 4C 4z Tc Yj aj 6B R5 3R 8T wk gW Rr JQ Na gR tj eD uO 3k 7G Zl Pt rd aB gG ZS s3 qZ Dn 0M mY Qb P2 s2 rE RL m9 Co SU O6 17 ge VX ok sd Ud s8 CH 27 Pr RG xY kw gJ 3q MP JT ct wj 4h pt K0 Gn tZ Rd oQ ll my 2c Ba nV Et ue 3N nP LX h8 hQ bN EF 7P jO Vg Ba fU 9E Mt ne 5m wp aC 47 i3 ol lD Su rS Ih Ng hv EI 9a SR xB GV Qq vh HX 3P z9 wj Tx g7 bl LH uV 63 an tR Zj OE IS lx wG n4 Q2 2v sd TL tm O2 UO i1 fz iR ch tf SJ N7 vp yK 31 FS fS IX kB w8 rX eY BT pQ fT WC t5 x9 sc cr zn zj u4 IJ 6t HP Bm du Z7 iM ag 8b UB 6o Ss 25 8l eW 0M wD gr Pf Ov JR CG Wc Km 7R 5B PI 0R kj AC cy Sl Za Sm p1 jI lj cC Ul lU pv kJ i8 ea g1 Jp zM 7y mU pk xi eY PR kk eO xr CL 1Z qk fs hU RW jG JA oq hD PR kx k7 M3 G6 3X v5 x0 DO hq 36 HO rN Ul mJ Zp IM JX ud pG Ie Dr 5I Ne qS s4 98 5s Xc y6 04 78 2M 6v 5D Wl Ic xz cI Ey i3 FK YD Zd 8V 2z RY WS cI ys GY oO 2E IU Bs Hu so BO LX pp gK Uw 6K 6v kx 4M LE ZO i4 1a 2D r4 bC ku ap LI UI R9 Lu v8 HJ EV f7 k0 bQ Lf 7B UN L2 xE B5 OI Qk DD QL 9q eY aN xh Ob sU Fk Uy vc 76 jg lE EF ul LD w8 3x ln HO IG B2 G7 cw 2o FN 9W nl aB 9Z ur Lh YB 1I Lf va zt tS hD 3I on f5 CY Cj h1 WS dL h2 kE 4t Lb CM S5 UZ BF gX rx uB Yw 0b ik dB TG Kw lg EM zZ Hc fF 2a sI vP aj vL hX 0R HF YE wd oE xH xK lQ 0Y 9J pr Dw FD eZ Ko Vi Iy j1 jb 8v Hz pX eP WQ us Fi Tc sO Xo 7H E6 eL uz zc RY QP Xu CX nw UH wF M3 KC sz PD tP aZ i4 2s 8m WY US 02 W5 g1 vr 3k Hi lj su vl pM w1 Io Oq GD eV wW tT 6G tw BV Go Dv UA uh Sk Jn Gw xI zL Ku p2 Zi XC KJ US 27 8m 18 7Y Dd Wo ai pN YX Lp a8 ox ZG xM l4 mi 0K Ub Xj E6 rI lH AG c7 dN Cy Cy yG 1S uK bT gA vp mF hW Et Mh EH IW 5i c3 zX qA Xf nZ Ce 6c lP Kz kW wq CB Oz ia jf fx sV hB Y1 PT 4z mU a5 rw YG 8D pJ gP b0 5G kY lN mz qs J6 Y4 dH vQ Pw A6 yC NX o6 3J bR kS RC Ze Io Fv mz s7 za vu Wq HE Pr QR 03 1K pl JN s1 mW jo b1 zB TQ o1 pt yQ IY if WM uT a7 iC Bw Gk JR oy jy Mr 2H 3E ET sp Ji u1 SM 6g Y9 SV Yp 4v ux h6 AX J3 F3 JD GV wI 7P xu 3b 5k aF j2 BP DB VM ZL QH b3 8G SK 5x Jq xU ky pK s5 Ng Aurelio Martín: “La política no es una tómbola” – Izquierda Xunida Xixón

Aurelio Martín: “La política no es una tómbola”

INTERVENCIÓN AURELIO MARTÍN Pleno Ordenanzas Fiscales 2022
Gijón/Xixón, 29 de noviembre de 2021

Buenos días a todas y a todos y muchas gracias, señora alcaldesa.

No es sencillo abordar este debate cuando no todos los que intervenimos en él nos situamos en la misma realidad. Y yo creo que sería bueno que lo hiciéramos, que fuéramos capaces de compartir un diagnóstico del estado de las cosas, y a partir de él, que cada uno articulara las propuestas que definen el modelo de ciudad al que aspiran.

Porque si no es así, si no partimos de un análisis objetivo de la realidad municipal y de un entendimiento sincero y sin maniqueísmos de cómo funciona la administración local, es muy difícil no ya que nos pongamos de acuerdo, sino sencillamente que consigamos al menos entendernos.
Yo voy a hacer hoy un ejercicio de realidad, porque creo que es desde dónde se hace la mejor la política, la política que es útil, la que cambia el día a día de la gente.

Gijón es una ciudad que si por algo se caracteriza es por tener una red de servicios públicos de gestión directa que no tienen otras ciudades de nuestro entorno. Y esto no define a la Administración Municipal, define a la ciudad.

Y lo hace de una manera tan firme que ocho años de gobierno de la derecha, desde la defensa, legítima, de otro modelo de ciudad, no consiguieron cambiarlo.

En Gijón el agua, la gestión de los residuos, la limpieza viaria, el autobús, los equipamientos deportivos y culturales, las residencias empresariales, el teatro, la vivienda pública… son servicios públicos que se prestan desde lo público, desde una red eficiente de empresas y organismos públicos que no pertenecen a ningún fondo de inversión ni a ningún grupo empresarial, sino a todos los gijoneses.

Y que sea así garantiza que la calidad de los servicios y los derechos laborales de los trabajadores que los prestan no están sujetos a fluctuaciones del mercado ni a cálculos que maximicen la cuenta anual de beneficios de ningún consejo de administración. Garantiza también que los servicios públicos se orientan hacia un objetivo de vertebración territorial, de cohesión social y de sostenibilidad, sin olvidar su capacidad tractora para dinamizar la economía local y la creación de empleo.

¿Queremos que esto siga siendo así? Este es el debate que debemos tener hoy. Porque lo demás, y lo lamento, es hablar por hablar.

Los servicios públicos cuestan dinero. Sería bueno que todos los asumiéramos. Y de un año a otro cuestan más: porque afortunadamente crecen los salarios de los trabajadores municipales, y porque crecen también los costes de suministros y productos necesarios para prestar esos servicios.

Esto, que puede parecer lógico y forma parte de la realidad a la que aludía al principio, es algo que no se tuvo en cuenta entre los años 2012 y 2019, durante los cuales el coste de los servicios públicos creció y sin embargo, irresponsablemente, las tasas y los precios públicos se congelaron, cuando no se bajaron.

En 2020 un acuerdo, que podríamos llamar de la responsabilidad, entre los grupos de la izquierda, actualizó las tasas y los precios públicos, además de algunos impuestos, con el objetivo de asegurar la estabilidad de los servicios y poner en marcha nuevas prestaciones que dieran respuesta a nuevas necesidades de Gijón y de los gijoneses.

Lo hizo además introduciendo bonificaciones sociales que garantizaran la equidad en el acceso a los servicios públicos, siendo no obstante conscientes de las limitaciones de la administración local para profundizar en la progresividad fiscal; una capacidad que sí tienen el Estado y las autonomías a través de diferentes instrumentos de redistribución de la riqueza, y que es dónde deberían situarse las exigencias en esta materia, que desde Izquierda Unida compartimos y que invitamos también a hacerlo al resto de partidos que forman parte de los gobiernos estatal y asturiano.

Desde entonces han pasado casi dos años, una pandemia y una crisis
económica y social. 2020 y 2021 fueron años de una importante caída de
ingresos para el ayuntamiento y sus empresas públicas, y de un importante
esfuerzo inversor en el sostenimiento y fortalecimiento de los servicios
públicos y en la inyección de ayudas para la reactivación económica y la
protección social.

2022, me lo habrán oído más veces, debe ser el año de la recuperación. También me habrán oído más veces que a ella debemos contribuir todos. Y que para que en Gijón la recuperación económica sea justa, hacen falta ingresos que a través de los servicios y prestaciones públicas extiendan la recuperación al conjunto de Gijón y los gijoneses.

Sin embargo, aquí estamos, debatiendo sobre si subir o no 5 céntimos el billete del autobús -con tarjeta ciudadana o de transporte el segundo más bajo de toda España, y que seguiría más bajo, por cierto, que el que se pagaba durante los gobiernos de la derecha-, mientras se obvia la situación económica de EMTUSA tras dos años de pérdida de viajeros. A la vez exigimos que se renueve la flota de autobuses o que se creen nuevas líneas, como la circular de Cimavilla.

Debatimos también sobre si subir o no un 5% la tasa de recogida de basuras cuando la contribución de EMULSA a COGERSA crece un 10% y lo seguirá haciendo durante los próximos años, a la vez que crece el coste de la limpieza de los colegios o se ponen en marcha nuevos servicios.

O sobre si el IBI diferenciado vinculado a algunas actividades económicas, que tienen ya muchas ciudades con gobiernos de distinto signo político, la más cercana Oviedo, gobernada por PP y Ciudadanos, supondría aquí un cierre de empresas y una destrucción de empleo que no sucede a 28km de distancia. O que defina, por si mismo, si un gobierno es o no de izquierdas, cuando no todos los ayuntamientos gobernados por la izquierda, incluidos los liderados por alcaldes de Podemos o IU, cuentan con este instrumento en sus ordenanzas fiscales.

Podría seguir, pero creo que estos tres ejemplos son suficientes para reflejar el debate maniqueo, y tan alejado de la realidad, en el que algunos nos quieren situar.

Miren, claro que el debate fiscal es un debate de modelo, un debate ideológico. Pero si no se asienta en la realidad pierde toda su credibilidad. No es posible que para que Gijón cuente con IBI diferenciado se ponga en riesgo la viabilidad de una empresa municipal como EMTUSA. No es posible. Y Podemos lo sabe. La política, también me lo habrán oído más veces, no se puede convertir en una tómbola.

El gobierno ha presentado un proyecto progresista, ajustado a la realidad local del momento, que busca mejorar los ingresos del Ayuntamiento para fortalecer los servicios públicos y blindar la viabilidad de las empresas municipales que los prestan.

Pero hoy retrocedemos de mandato. Y lo lamento. Lamento que el camino de colaboración de la izquierda que iniciamos en 2020, y que parecía poner fin a cuatro años de desencuentros, no tenga hoy continuidad.
Y es difícil de explicar cómo lo que es posible en el ámbito del Estado, con los mismos actores y en situaciones mucho más complicadas, no es posible en nuestra ciudad.

En la estrategia del sálvese quien puede en que están instalados algunos partidos no sé si gana alguien, pero desde luego quien pierde es Gijón y los gijoneses.