IU rechaza los aspectos “liberalizadores” de la Ley de Calidad Ambiental y pide al Gobierno que se “reconduzca”

  • Ovidio Zapico y Aurelio Martín han mostrado sus discrepancias con un texto que parece estar hecha “a medida” de los intereses privados.

Izquierda Unida espera que el Gobierno de Asturias rectifique en la Ley de Calidad Ambiental, con la supresión de los aspectos más complacientes con los intereses privados y que supone poner fin al modelo de “paraíso natural”. El diputado y coordinador general, Ovidio Zapico, ha explicado esta mañana, en Gijón, que el nuevo marco legal “hunde sus raíces en preceptos y conceptos políticos contra los que ya combatimos hace unos meses en la Ley de Medidas Administrativas Urgentes”. Así, para el dirigente, se trata de una norma “liberalizadora”, con declaraciones responsables, lo que supone, a su juicio, una pérdida total y absoluta del control público del medio ambiente. “Hay una pérdida de la voluntad garantista por parte de la Administración y eso es algo que nos preocupa enormemente”.

Y no son las únicas debilidades, como lo relativo a su impacto en los ámbitos municipales. “Esta ley responde, está hecha a medida de los intereses privados”, ha enfatizado Zapico, para quien es “inaceptable”que arranque su tramitación en la Junta General siendo solamente pactada, dialogada y negociada con la derecha “más liberal”, dejando fuera de juego a los grupos de la izquierda. “En este sentido, quisiera hacer un llamamiento al Gobierno para que reconduzca esta actitud y que, en el trámite que ahora se abre en la Junta General, se puedan revertir muchos de los planteamientos que nos hacen pensar que nos hacen pensar que prima el interés privado frente a la protección pública: hay una actitud legisladora que omite ese control público”.

Ovidio Zapico ha lamentado que esta reforma, que llega en Asturias como última Comunidad autónoma que supera la legislación franquista en la materia, supone, de facto dar la espalda al modelo garantista que ha puesto a la región como ejemplo de gestión. “El modelo ambiental de Asturias Paraíso Natural, ese modelo que se generó años atrás por distintos gobiernos y que siempre contó con el apoyo de IU, se termina si este texto legal, según está ahora mismo, se aprobase en el Parlamento asturiano, porque es un texto absolutamente regresivo que está hecho, insisto, a medida de los intereses privados”.

Precisamente hoy Izquierda Unida celebraba una jornada sobre la Ley de Calidad Ambiental en Gijón, donde el concejal Aurelio Martín, aseguraba que la superación de la legislación franquista es indispensable. Eso sí, ha advertido, “no nos vale cualquier ley: ya que hemos sido los últimos (en legislar en la materia), esperamos una ley acorde a los tiempos, acorde a este siglo, que sitúe como uno de los objetivos la reducción de emisiones”. Del mismo modo, ha manifestado la necesidad del incremento de los controles públicos en la materia.

El edil de IU ha alertado del importante aumento del nivel de trabajo municipal: “va a aumentar en mucho el trabajo administrativo que los Ayuntamientos venimos haciendo ahora a partir de las competencias que tenemos. Sin embargo, la ley, en ninguna parte, prevé que ese aumento del trabajo administrativo conlleve el consiguiente refuerzo económico, la correspondiente partida económica para reforzar a los ayuntamientos en esas nuevas tareas”.

Al igual que Zapico, Aurelio Martín ha defendido el control directo frente a la delegación del mismo fuera de lo que serían las autoridades públicas. “Creemos que el control efectivo, entendido el medio ambiente como un tema de interés general, lo deben ejercer las administraciones públicas y, especialmente, los funcionarios que son los que velan y deben velar por el interés general”.

El concejal ha apostado también por la búsqueda de la participación para la aprobación de la ley.

La Ley empezará su tramitación el próximo tres de junio y, hasta el momento, Izquierda Unida ha sido ajena a la propuesta del Gobierno. De hecho, según ha explicado el coordinador general, “viendo el hilo conductor de la Ley de Medidas Administrativas Urgentes, de diciembre, viendo que hubo un grupo parlamentario que fue Ciudadanos, que a través de una enmienda de adición de un capítulo entero incluye la figura de la declaración responsable y viendo que eso sigue aquí, que por lo tanto, hay un mismo hilo argumental, creo que no es aventurado decir que esta ley, de estar hablada con alguien, está hablada con ese grupo parlamentario”.