IU se hace eco de las necesidades y los problemas de las asociaciones culturales de la Antigua Escuela de Comercio

  • Aurelio Martín recuerda que “las cuatro entidades radicadas en la Escuela de Comercio enriquecen la vida cultural de la ciudad, todo lo contrario a lo que hace el Equipo de Gobierno, especialista en crear problemas donde no los hay”.

Los concejales de IU Xixón Aurelio Martín y Ana Castaño han mantenido en la tarde de hoy una reunión con representantes de las entidades situadas en el edificio de la Antigua Escuela de Comercio (Gesto Sociedad Cultural, Ateneo Obrero de Gijón, Ateneo Jovellanos y Sociedad Cultural Gijonesa) para conocer de primera mano varias de las preocupaciones surgidas en su nueva ubicación.

Entre algunos de los asuntos tratados, las entidades han mostrado su preocupación por cuestiones como las dificultades para la venta de libros en presentaciones realizadas en el mismo espacio o los horarios del propio centro. El equipamiento cierra los sábados y domingos, lo que dificulta la realización de actividades o la visita a exposiciones durante esos días. Esto contrasta con otro equipamiento cultural que está a pocos metros, el Centro de Cultura Antiguo Instituto, que sí abre los fines de semana y en el cual se pueden realizar actividades en esos días.

Aurelio Martín se ha hecho eco de estas cuestiones, encontrándolas “muy razonables”. En el caso de los horarios de apertura, Martín considera que tienen “poco sentido, sobre todo considerando que la mayor parte de los equipamientos municipales que tienen actividad cultural tienen horarios más amplios y accesibles. Además esto crea dificultades en el funcionamiento de las propias entidades a la hora de realizar eventos o la propia gestión del día a día”.

Uno de los aspectos en lo que más ha incidido IU en los últimos días es el relativo a la venta de libros en los espacios municipales. Desde la formación ya se había señalado el “sinsentido” creado por el Gobierno Municipal de impedir las ventas de libros a la vez que “ceden instalaciones municipales para actividades con evidente ánimo de lucro”. En el caso concreto de las entidades, Aurelio Martín considera que “los  impedimentos para la venta de libros les ha generado bastante malestar y desconcierto. Entre sus actividades, realizan con frecuencia presentaciones de libros a la que acuden sus autores, y es de razonamiento lógico que se puedan adquirir ejemplares para aprovechar la presencia del autor y que éste lo firme”. 

Aurelio Martín recordó que “las cuatro entidades radicadas en la Escuela de Comercio enriquecen la vida cultural de la ciudad, todo lo contrario a lo que hace el Equipo de Gobierno, especialista en crear problemas donde no los hay”. De hecho, atribuye los problemas generados a “la falta de planificación relativa al propio espacio, en la improvisación que caracteriza al Gobierno Municipal en toda su labor a lo largo de ocho años”.