Izquierda Unida exige al PP que “retire los insultos contra los comerciantes gijoneses”

  • Aurelio Martín considera ”intolerables” las declaraciones del portavoz del PP contra la Unión de Comerciantes, “máxime cuando en su partido saben muy bien lo que es un lobby porque están acostumbrados a defenderlos”. 
  • IU considera “positiva” la experiencia del Plan de Emergencia Social y se muestra partidaria de “revisar y mejorar la fórmula” de una iniciativa “que debe seguir combinando la inversión social y la inversión productiva”. 

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Gijón/Xixón, Aurelio Martín, ha exigido esta mañana al Partido Popular que “retire los insultos contra los comerciantes gijoneses” tras acusar el portavoz de los populares, Pablo González, a la Unión de Comerciantes de funcionar como un “lobby”. Martín considera “intolerables unas declaraciones que insultan al pequeño y al mediado comercio de nuestra ciudad, que ni son un lobby ni funcionan mediante la práctica del chantaje”. Para el portavoz de IU las declaraciones “resultan aún más ofensivas viniendo de un partido en el que saben muy bien lo que es un lobby porque están acostumbrados a defenderlos”. 

Aurelio Martín ha recordado además al PP que “el Plan de Emergencia Social es una iniciativa de los partidos y no de los comerciantes, a la que el pequeño y el mediano comercio de la ciudad se sumó a colaborar consiguiendo una fórmula innovadora que convierte la inversión social en inversión productiva, contribuyendo así al estímulo de la economía local y del empleo a través del apoyo al comercio de proximidad que se distribuye por todos los barrios de Gijón/Xixón”. 

Para Izquierda Unida, “lo que se esconde tras los ataques del PP no es otra cosa que su política de siempre: la del desmantelamiento de los servicios y de las prestaciones sociales”. “El partido líder en recortes tiene un modelo social, el del sálvese quien pueda, y la actitud proactiva del comercio local en Gijón choca con ese modelo. De ahí los ataques de su portavoz a la Unión de Comerciantes, que es en definitiva un ataque a los 300 comercios que participan en el programa”. 

IU considera, sin embargo, que la experiencia del Plan de Emergencia Social “ha sido positiva”, consiguiendo que “el Ayuntamiento pusiera una parte de los recursos disponibles al servicio de las personas que lo necesitaban a la vez que servía de medida de estímulo al pequeño y al mediano comercio, en especial al situado en los barrios más vulnerables desde el punto de vista socioeconómico”. Martín, que considera que “es un error, cuando no un ejercicio de demagogia, hablar de derecho, para el que un ayuntamiento no tiene capacidad ni normativa ni presupuestaria”, se muestra partidario de “evaluar, revisar y mejorar la fórmula”. “Defendemos la continuidad de un programa que sirva de complemento al Salario Social Básico, mejorando los ingresos de las personas perceptoras, y que tenga un efecto directo en el tejido productivo de la ciudad”. En esa línea trabajará IU para “buscar consensos amplios no solo entre partidos, sino escuchando también a comerciantes y entidades del Tercer Sector”, ha anunciado el portavoz de la coalición, para quien “el objetivo no es otro que contribuir a un Gijón/Xixón más justo, solidario y más dinámico”.