El presupuesto de Cultura pone en riesgo la red de bibliotecas y los museos municipales

2017.11.13 El presupuesto de Cultura pone en riesgo la red de bibliotecas y los museos municipales
  • Ana Castaño: “El Ayuntamiento, en materia de Cultura, no tiene ni proyecto, ni rumbo, ni criterio”.

Ana Castaño ha criticado ayer el proyecto de Presupuestos Municipales para 2018 en lo relativo al área de cultura, en el que existe una alarmante bajada en la inversión que pondría en riesgo la política cultural de la ciudad. En concreto, la edil se ha centrado en la Red Municipal de Bibliotecas y la de Museos, en las que se muestra que “el Ayuntamiento, en materia de Cultura, no tiene ni proyecto, ni rumbo, ni criterio”.

En primer lugar, Castaño se refirió a la bajada en inversión en Bibliotecas en el que se pasa de 80.000 euros a 20.000. “Nos ha impactado”, lamentó la edil, “porque son las partidas dedicadas a la adquisición de fondos. Las bibliotecas no podrán adquirir fondos nuevos ni renovar lo que ya tienen”. De este modo, sería una muestra de “menosprecio” a una red que considera “una herramienta de primer orden en la democratización de la cultura”.

Sobre el capítulo de inversión, la concejala de IU Xixón se mostró preocupada por la desaparición de las partidas destinadas a la inversión en la red de museos municipales. Castaño anunció que “no hay dotación presupuestaria para cualquier arreglo mínimo que haya que hacer”. Esto es particularmente sangrante cuando recordó que “el año pasado nos habían dado un plan a tres años de intervención en museos, con inversión y proyectos de dinamización. En este compromiso del Gobierno cifraban la inversión en 1.085.000 euros, pero en el proyecto se queda en poco más de 400.000”.

“¿Hacia dónde vamos?”, se cuestionó Ana Castaño,  “a edificios en peores condiciones, obsoletos, en los que si no tenemos dotación para producir exposiciones cada vez serán menos atractivos y habrá menos público. Son dos redes muy importantes, en los que a lo largo de años se han hecho esfuerzos y se están dilapidando. Corremos el riesgo de que se vayan a pique”.