El superávit del Ayuntamiento en el 2018 será, con toda probabilidad, muy inferior al del 2017

El superávit del Ayuntamiento en el 2018 será, con toda probabilidad,  muy inferior al del 2017

El decreto del Ministerio sobre el uso del superávit es solo un golpe de efecto, los ayuntamientos siguen intervenidos por Hacienda.

La concejala de Izquierda Unida Ana Castaño advierte que “Gijón/Xixón cerrara 2017 con un superávit muy inferior al del año anterior. Por los datos que se han ido avanzando cabe prever que si al cierre de 2016 el Ayuntamiento de Gijón/Xixón dispuso de 12.731.469,22  millones de superávit, en 2018 el superávit será muy inferior  a esa cifra”.

El superávit que condiciona la cantidad que se podrá destinar a inversiones financieramente sostenibles en 2018 es  un indicador, continua Ana Castaño que   “pone en relación los ingresos y gastos y   este descenso debería hacer reflexionar al conjunto de la corporación sobre la necesidad de abordar el debate de los ingresos. La dinámica en la que se entró en la anterior corporación de bajada o congelación de impuestos y tasas, junto con el temor a abordar este debate por el posible coste electoral que pueda generar, está lastrando la capacidad de financiación de nuestro Ayuntamiento. Es lamentable que por cálculos cortoplacistas se esté eludiendo el debate, de seguir así lo que se estará haciendo es dilatar la solución del problema y  trasladarlo a las  próximas corporaciones municipales”.

Abordar el debate de ingresos en nuestra ciudad y en paralelo, señala la edil “será preciso que,  que el estado dote de recursos a los ayuntamientos que se ven obligados a atender, con sus propios presupuestos demandas que entran dentro de la esfera de competencias de otras administraciones. Desde Izquierda Unida nos llena de perplejidad y nos parece de una irresponsabilidad absoluta cuando escuchamos a los portavoces de Ciudadanos o el Partido Popular hablar de la modificación del  impuesto de plusvalía, sabiendo como saben que representa una de las principales fuentes de ingresos de este Ayuntamiento, sin exigir al tiempo que esta modificación vaya acompañada de las trasferencias del estado precisas para compensar precisamente la pérdida de ingresos”.

La concejala de IU critica también el Real Decreto aprobado recientemente sobre el destino del superávit  al que califica de “golpe de efecto de Montoro con escasa repercusión en la práctica y más aún en el caso de Gijón/Xixón por la reducción del superávit. Los Ayuntamientos seguirán con sus finanzas intervenidas sin poder destinar sus recursos a los gastos que estimen necesarios para atender las necesidades de los vecinos y vecinas”.

Ana Castaño  emplazada al equipo de Gobierno a que  “una vez que se conoce la liquidación del Ayuntamiento, los organismos autónomos y se han visto las cuentas de las empresas municipales, avance los datos definitivos sobre el cumplimiento de la Ley de Estabilidad y el Plan de Económico Financiero”, para concluirque“es imprescindible que se busquen acuerdos que hagan posible que la ciudad salga de la parálisis en la que la ha sumido la atonía de Foro