IU califica de “sancionadora y poco ambiciosa” la nueva Ordenanza de Residuos

La nueva Ordenanza Municipal de Residuos es “sancionadora y no responde a objetivos ambicioso”. Así ha calificado Aurelio Martín la nueva Ordenanza que afronta su debate en la Comisión de Movilidad, Seguridad Ciudadana y Medio Ambiente sin visos de que sea aprobada.

El Portavoz de IU Xixón, que compareció junto a Luis Miguel Fernández Romero, representante de IU en el Consejo de Medioambiente, cree que la ordenanza “no nos acerca al cumplimiento de la normativa europea para que en 2020 tengamos el 50% de reciclaje, cuando actualmente apenas superamos el 20%”. Quedan dos años para dar ese salto.

“Eso no se va a hacer lanzando un mensaje a los ciudadanos diciendo que si no separa le va a caer una multa de 900 euros”, critica Martín, que añade que “el Ayuntamiento no prevé mecanismos ni recursos para hacer eso efectivo”. Sin embargo, el edil de IU expresó que “no queremos una amenaza”.

El Ayuntamiento, para Martín, renuncia a “incentivar la reducción de residuos, si recicla más va a pagar menos”, si bien reconociendo que es “difícil de llevar a cabo”. Tampoco propone experiencias realizadas en otros lugares sobre “el reciclaje de ropa o sobre alimentos sobrantes orientados a restaurantes”.

Sobre el Plan de Residuos, Martín cree que “es un mal plan de residuos, no consensuado, que se aprobó en Junta de Gobierno casi de tapadillo”, y por lo tanto la Ordenanza “responde a ese plan, no es ambiciosa y solo propone sanciones inaplicables. Creemos que el Plan de Residuos debería tener las ambiciones de otras ciudades más avanzadas”.

Romero añadió que “Europa ha dicho que el modo de gestionar los residuos de Gijón no vale y que hay que reformarlo”, pero critica que “las políticas presentadas no buscan atender ese mandato, se pretende llegar a final de legislatura con un documento por decir que lo tienen, pero no buscan cumplir los objetivos”.

“No han intentado un gran acuerdo en este municipio”, prosiguió Romero, que considera que “son políticas que sobrepasan lo ideológicos y nunca se ha aprobado un Plan con previsión a largo plazo y en el que todo el mundo se viese reflejado”. Además, Romero opina que es necesario un acuerdo con otros municipios de Asturias, convencido de que “Gijón debería liderar un acuerdo entre varios municipios por un nuevo modelo de residuos”.