La hora del Gijón verde

El la hora del Gijón verde.

por Aurelio Martín | Portavoz de IU Xixón y Concejal de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Gijón/Xixón.

Hoy es 5 de junio, y un año más se conmemora el Día Mundial del Medio Ambiente, que este 2020 hace una llamada a la acción global para proteger la biodiversidad. “La hora de la naturaleza” es el lema elegido por Naciones Unidas en un momento en el que el planeta nos recuerda que la manera en la que interactuamos con él tiene consecuencias. Nuestro modelo actual de apropiación de la naturaleza, con la deforestación y la pérdida de biodiversidad, la contaminación del aire y los océanos, y la explotación intensiva de los recursos fósiles y minerales como factores definitorios, está detrás de la pandemia de la covid-19. Hace apenas unos días reflexionaban sobre ello dos mujeres científicas, una bióloga, premio Princesa 2019, y una epidemióloga, directiva de la OMS, Sandra Myrna Díaz y María Neira González, y hacían un llamamiento a los gobiernos nacionales y regionales a atacar un modelo de desarrollo que genera las condiciones ideales para la mutación y la propagación de enfermedades zoonóticas como los coronavirus.

No hay excusas para no responder a esta llamada. Debemos hacerlo porque de ello depende nuestra supervivencia. Por eso en Gijón estamos comprometidos con la implementación de los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030, y desde el pasado mes de agosto, pronto hará un año, hemos venido desarrollando toda una serie de iniciativas y políticas públicas dirigidas a transformar nuestro concejo en un entorno más sostenible y amigable en el que vivir. 

En esta nueva visión de ciudad se enmarca el plan de actuaciones que hemos diseñado y que estamos ejecutando para la recuperación del río Piles y la renaturalización de su cauce bajo. Otras ciudades españolas y europeas han desarrollado con éxito iniciativas similares para recuperar el valor medioambiental de ríos urbanos a los que daban la espalda, y el proyecto de Gijón cobra especial relevancia por el impacto de nuestro río sobre la playa de San Lorenzo. Pero no habremos conseguido proteger nuestras aguas marinas hasta que la estación depuradora del Este esté en funcionamiento, y como aunque no es de nuestra competencia sí es de nuestra incumbencia, mantenemos una actitud de exigencia con el Ministerio de Transición Ecológica para su finalización, como también lo hacemos para el cumplimiento de las inversiones en la depuradora del Oeste. 

La mejora de la calidad del aire en nuestro concejo también ha ocupado una parte importante de la acción medioambiental durante estos primeros meses de mandato. Gijón está decidida a combatir los problemas de contaminación atmosférica que afectan especialmente a los barrios de la zona Oeste, sobre todo a Jove y El Lauredal. Para ello estamos ultimando con el Gobierno de Asturias el primer plan de actuaciones a corto plazo para mejorar la calidad del aire en esa zona de la ciudad. Pero no solo la actividad industrial contribuye a las emisiones contaminantes a la atmósfera. El tráfico también lo hace, y por eso nuestra ciudad está inmersa en la definición de un nuevo modelo de movilidad sostenible basado en el transporte público y la movilidad activa, una estrategia que hemos acelerado como consecuencia de las necesidades urbanas derivadas de la pandemia.  

Son muchos más, y muy variados, los frentes ante los que estamos intentando actuar. Mejorar la gestión de los residuos urbanos, reduciendo su volumen y mejorando los porcentajes de reciclaje en el marco de estrategias de economía circular; realizar un consumo responsable del agua; controlar la expansión de especies invasoras en nuestro concejo, como la avispa asiática, con implicaciones muy negativas en la conservación de nuestra biodiversidad; o mejorar y potenciar las zonas verdes y los espacios naturales con los que tenemos el privilegio de contar. A esto, precisamente, dedicamos este año este día en nuestra ciudad: a divulgar y poner en valor nuestro patrimonio natural, del que el parque de Isabel la Católica y Jove son dos perfectos representantes. Es la hora del Gijón verde.