La mala previsión y los retrasos en la ejecución provocarán pérdidas en el dinero dedicado a inversiones financieramente sostenibles

22552409_849593038550821_8926111322680019322_n
  • Ana Castaño denuncia que “en la práctica casi 3 millones no se van a dedicar a nada” y tendrán que ir dedicados a amortizar deuda.

Ana Castaño, edil de IU Xixón, compareció para criticar la mala planificación de la que ha hecho gala el Gobierno Municipal de Foro en lo relativo a las inversiones financieramente sostenibles, y que puede terminar con 3 millones de euros destinados a amortizar deuda y no a obras de interés para los ciudadanos. Una situación que para la concejala es “más de lo mismo” respecto a la tónica habitual de “mala gestión que caracteriza al Ayuntamiento”.

Las inversiones financieramente sostenibles son aquellas que se financian con el remanente de tesorería del año anterior, y que deben ejecutarse en menos de dos años si no se quiere que esos recursos acaben en amortización de la deuda. Para Castaño, casi tres millones de los siete destinados a obras pueden acabar sufrir ese destino “por una mala previsión y por las demoras en la ejecución”.

Esgrimiendo los datos proporcionados por el mismo Gobierno, Castaño anunció que “1.200.000 € se han perdido de forma irreversible”, incluyendo las obras del Parque de la Serena y la remodelación de la calle Río de Oro “que se han tenido que financiar con el presupuesto general y suponen una pérdida de 600.000 €”, además de otras obras que ni siquiera se han ejecutado.

La edil también puso de manifiesto la mala planificación a la hora de valorar el coste de las obras, considerando que “cuando se aprueban las obras financieramente sostenibles, nos dicen unas cantidades que no son verdad”, cifrando estas “malas valoraciones” en un algo más de 1.600.000 € por debajo de lo inicialmente presupuestado.

Entre ambas situaciones, Castaño anuncia que “en la práctica casi 3 millones de euros no se van a dedicar a nada” y lamenta que “cuando hay necesidades y quejas de los vecinos, de que las calles están llenas de baches y que los parques hay que arreglarlos, al final ese dinero se va a tener que ir a pagar la deuda”.