Nunca os hemos olvidado.

Un cobarde asesinato, una matanza a manos de unos cobardes pistoleros del régimen franquista y su sindicato vertical, estremeció a cuantos luchábamos por las libertades y los derechos en España, hace hoy 43 años, 24 de enero de 1977.

El asesinato de los “Abogados Laboralistas de Atocha” puso en pie dentro y fuera del país a las fuerzas antifranquistas que en aquel momento aglutinaban los clandestinos: Partido Comunista de España y el sindicato CC.OO. así como muchas trabajadoras y trabajadores que aún no veían el compromiso como algo seguro, pero si sabían quienes defendían sus derechos, pleitos, reclamaciones salariales y les defendían en procesos por actividades antifranquistas ante el “Tribunal de orden público”.

La inmediata movilización de las incipientes organizaciones, que siguieron al brutal asesinato que dejó cinco muertos y dos heridos, dejaron atrás las reclamaciones laborales y sociales y como reguero de pólvora se tradujeron en indignación y repulsa para sumarse una silenciosa huelga espontanea a lo largo y ancho del país. Lo que mostraba el prestigio social adquirido por este despacho y sus ramificaciones en el Estado, también muestra el nivel de conciencia obrera existente al final del franquismo y las ansias de libertad.

La respuesta de masas que dieron el PCE y CCOO fue determinante para dinamizar el proceso democratizador, dando muestra inequívoca de organización, fortaleza y serenidad que sin duda ponía con aquella impresionante demostración de duelo, serenidad y determinación obrera y ciudadana, al franquismo y la dictadura frene a su espejo.

El recuerdo y homenaje permanente a los abogados laboralistas: 

Luis Javier Benevides, Serafín Holgado, Ángel Rodríguez Leal, Francisco Javier Sauquillo, Enrique Valdevira, Dolores González Ruiz, Luis Ramos, Miguel Sarabia y Alejandro Ruiz Huerta.

Un entierro para desenterrar conciencias silenciadas, puños en alto que decían basta ya, mostraron al mundo una lección -otra más- de civismo y de dignidad de una izquierda consecuente, hombres y mujeres del pueblo trabajadores, estudiantes, gente sencilla que deseaba y reclamaba nada más y nada menos que la libertad, la justicia y la paz.

Siempre viva en nuestra memoria vuestra, nuestra historia.

En Gijón, tenemos vuestro jardín. “Jardín Abogados de Atocha”

Faustino Sabio.
Coordinador Local IU Xixón